Alfalfa

Alfalfas
La Reina de las Forrajeras

Es importante establecer un adecuado programa sanitario en la siembra de alfalfa. El gran número de herbicidas, insecticidas y fungicidas existentes en el mercado permite hoy, de acuerdo con el estudio de la situación fitosanitaria del terreno, conformar una infranqueable barrera contra plagas y enfermedades.

La alfalfa se siembra entre 1 - 2 cm . de profundidad y, en lo posible, por hileras separadas a 15 30 cm . Con sembradoras cerealeras con anexo forrajero se emplean dosis de semilla de 20 25 Kg . / há., mientras que las sembradoras neumáticas permiten una excelente cobertura de siembra con menos de 10 Kgs. / há.

La siembra de alfalfa puede efectuarse en dos épocas: otoño y primavera. La primera se realiza en marzo - abril, considerando que las primeras heladas caigan a lo menos unas 6 8 semanas después para que alcance a desarrollarse la 3ra hoja trifoliada. Las siembras de otoño pueden hacerse en la zona centro - norte. La siembra de primavera (agosto - septiembre, octubre en el sur) es más recomendable, en general, por la menor posibilidad de ocurrencia de temperaturas muy frías que puedan dañar a las plántulas emergentes.

En el uso de alfalfa como heno, se recomienda hacer el 1er corte cuando la alfalfa tenga un 50% de floración, para asegurar suficientes reservas en las raíces y coronas que permitan un rápido rebrote.

En los cortes siguientes, un 10% de floración es conveniente para obtener un forraje abundante y de buena calidad. El pastoreo directo al 2do año del establecimiento, el consumo fresco tipo soiling, el ensilado y el heno constituyen las formas usuales de consumo de la alfalfa.

Para que la alfalfa dure a lo menos 5 años, se requieren buenas prácticas culturales de control de plagas, enfermedades y malezas, buen régimen hídrico y fertilización de mantención adecuada permitirán una mejor respuesta del cultivo. Las alfalfas de alto rendimiento requieren de una buena fertilización, por cuanto por cada tonelada de materia seca producida extraen del suelo: 30 Kg . de potasio, 6 Kg . de fósforo 2,5 Kg . de azufre, 3 Kg . de magnesio y 0,2 Kg . de boro, aproximadamente.

Por su valor nutritivo y elevada producción de forraje de excelente calidad, la alfalfa se ha constituido en la base de la alimentación de vacas lecheras y de ganado de engorda (cuadro 2):

Nutrimientos

Alfalfa Verde
27% ms. *

Heno
90% ms. **

Energía (M cal/K)

2,27

2,05

Proteína %

19

17

Calcio %

1,64

1,57

Fósforo %

0,26

0,26

TDN %

61

56,5

* 50% Flor
** Prebotón.

Inicio | Contactos | Ventas | ©2009 Semillas Tracy Ltda.